Senador republicano presenta plan para reducir las peticiones de asilo de centroamericanos en EE.UU.

0
12

Este proyecto de ley permitiría la deportación inmediata de la mayoría de menores centroamericanos no acompañados y obligaría a todos los solicitantes de asilo presentar su petición desde sus respectivos países y no después de llegar a EE.UU.

El senador republicano Lindsey Graham presentó este miércoles una propuesta legislativa que tiene el objetivo de reducir el “número récord” de familias migrantes que viajan desde Centroamérica a Estados Unidos con la esperanza de obtener asilo.

“Tenemos una tormenta perfecta en la frontera debido a una serie de leyes incumplidas y obsoletas relacionadas con el asilo y los niños”, apuntó en una rueda de prensa Graham, que también es el presidente del Comité Judicial del Senado.

Entre otras cuestiones, ese proyecto de ley permitiría al Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en sus siglas en inglés) deportar inmediatamente a la mayoría de los menores no acompañados de América Central que llegan a EE.UU. y duplicar el número de jueces federales de inmigración para decidir más rápidamente los casos de asilo.

Asimismo, obligaría a todos los solicitantes de asilo de los países centroamericanos de Guatemala, Honduras y El Salvador a demostrar un temor creíble a la hora de presentar su petición desde sus respectivos países de origen y no después de llegar a Estados Unidos.

“Esta legislación ayudará a proteger a los niños al garantizar que las solicitudes de asilo se presenten en su área de residencia, no después de un viaje de miles de millas”, defendió el senador, uno de los más influyentes del Partido Republicano.

Por otro lado, el plan permitiría que los migrantes que están bajo custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en sus siglas en inglés) sean retenidos hasta 100 días, frente a los 20 actuales, mientras continúan sus procedimientos de asilo.

En este sentido, el legislador explicó que debido a la acumulación “masiva” de casos de asilo en la frontera actual, la mayoría de esas solicitudes no pueden procesarse a tiempo y los inmigrantes son “liberados” en Estados Unidos tras 20 días detenidos.

De acuerdo a medios locales, la Casa Blanca trabajó extensamente con el personal de Graham para desarrollar este proyecto de ley, que tiene un amplio apoyo entre los republicanos, pero casi nulo entre los demócratas.

A pesar de que la medida puede ser aprobada en el Senado, donde los republicanos cuentan con la mayoría, es poco probable que tenga éxito en una Cámara Baja controlada por los demócratas.

La reforma del sistema migratorio ha sido uno de los principales escollos de la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, y el Congreso, cuyos miembros no han sido capaces de desarrollar un plan que cuente con el apoyo de ambos partidos.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here